dilluns, 17 de gener de 2011

Carne de palabras

Los buenos lectores hacen grandes a los escritores cuando su manera de leerlos les llenan de sentido y de valor. La manera con la que Monzó lee a Kafka engrandece aún más al de Praga y la pasión con la que Gabriel Ferrater se dedicó a Maurice Scève le ha hecho vivo y actual en este siglo y en Barcelona. Del mismo modo tres destacados hombres de letras, Eduard Vilella, Jordi Cerdà, profesores universitarios, y Jordi Puntí, escritor, hace lustros que nos ofrecen sus lecturas medievales favoritas a través de lujosas ediciones, de robusta base erudita y de envidiable capacidad divulgativa, en la colección La Flor Inversa. Bajo el sello editorial de Columna aparecieron hasta seis títulos y hoy, de nuevo, bajo la editorial Obrador Edèndum de Santa Coloma de Queralt, las letras catalanas se asoman a la nutritiva tradición de la lírica medieval internacional, una lírica que hizo grande a este país con figuras como Ramon Llull o Ausiàs March. Algunos de los escritores no son conocidos por el gran público. Ese es el inconveniente y al mismo tiempo la gran ventaja porque ¿no habíamos quedado en que lo muy nuevo y moderno no es más que algo muy antiguo que habíamos olvidado? He aquí pues una rabiosa novedad editorial: los sonetos de amor de Guittone de Arezzo (c. 1230/1235-1294).

Sentida lírica amorosa
Eduard Vilella logra convencer, conmover, al lector para rescatar del olvido a este escritor toscano que fue despreciado por Dante pero que es una de las grandes figuras de la poesía europea entre los trobadores y el dolce stil nuovo. O dicho de otro modo, es un excelente escritor frente al abismo entre deseo y realidad, entre la idea del amor y la realidad del amor. Antes de que toda Europa quedara sepultada por el refinamiento chic y el idealismo de la mujer angélica e inalcanzable de los estilnovistas está este escritor de ademanes plebeyos y rudos que sufre y pena por la carne, por el olor de la mujer. Se viste con los múltiples ropajes de la retórica, es rebuscado, asfixiante, incluso deformado, un poeta que muestra en las carnes de su texto la lacerante experiencia de vivir el desencanto del amor: “Perquè ets lletja d'aspecte i vilana, i cruel en paraules i fets; i ets fàcil i altiva i bàrbara, perquè...”

[Article de Jordi Galves per al diari La Vanguardia.]

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada